Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Trastorno esquizotípico de la personalidad

Por

Andrew Skodol

, MD, University of Arizona College of Medicine

Última revisión completa ene. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave

El trastorno de personalidad esquizotípica se caracteriza por un patrón generalizado de incomodidad intensa y capacidad reducida para las relaciones cercanas, por una forma distorsionada de pensar y percibir y por un comportamiento excéntrico (extraño).

  • Las personas con trastorno de personalidad esquizotípica pueden preferir no interactuar con la gente, ya que sienten que son diferentes y no tienen un sentido de pertenencia al grupo.

  • Los médicos diagnostican un trastorno de personalidad esquizotípica basándose en síntomas específicos, que incluyen una intensa incomodidad con las relaciones cercanas, formas distorsionadas de pensar y percibir y un comportamiento extraño.

  • El tratamiento consiste en fármacos antipsicóticos, antidepresivos y terapia cognitivo-conductual.

Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de pensamiento, percepción, reacción y relación duraderos y repetitivos que provocan una angustia importante a la persona afectada y/o afectan su capacidad de desenvolverse.

Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad están menos en contacto con la realidad y su pensamiento y su lenguaje están más desorganizados que los de las personas afectadas por otros trastornos de la personalidad. Sin embargo, los pensamientos y el comportamiento no son tan inusuales ni están tan fuera de contacto con la realidad como en la esquizofrenia.

En Estados Unidos, el trastorno de personalidad esquizotípica afecta casi al 4% de la población general. Puede ser algo más frecuente entre los hombres. La probabilidad de que el trastorno de personalidad esquizotípica se resuelva o disminuya a medida que la persona afectada envejece es menor que en la mayoría de los trastornos de la personalidad.

También suelen estar presentes otros trastornos. Más de la mitad de las personas con trastorno de personalidad esquizotípica han tenido al menos un episodio de trastorno depresivo mayor y del 30 al 50% de estas personas tienen un trastorno depresivo mayor cuando se les diagnostica un trastorno de personalidad esquizotípica. Estas personas también sufren a menudo un trastorno por abuso de sustancias.

Causas

Se cree que los genes desempeñan un papel importante en la aparición del trastorno de personalidad esquizotípica. Es más común entre los familiares de primer grado (padres, hermanos e hijos) de personas que sufren esquizofrenia u otro trastorno psicótico.

Síntomas

Efecto sobre las relaciones

Las personas con trastorno de personalidad esquizotípica no tienen amigos cercanos o confidentes, a excepción de parientes de primer grado. Se sienten muy incómodas con la gente. Interactúan con los demás solo si es imprescindible pero prefieren no hacerlo porque se sienten diferentes y no tienen un sentido de pertenencia al grupo. Sin embargo, pueden decir que su falta de relaciones les hace infelices. Se muestran muy ansiosos en situaciones sociales, especialmente las que no les resultan familiares. Pasar más tiempo en una situación no alivia su ansiedad.

Las personas con este trastorno pueden ignorar las convenciones sociales ordinarias (por ejemplo, no establecer contacto visual) y, debido a que no comprenden las señales sociales habituales, pueden interactuar con los demás de manera inapropiada o rígida.

Pensamiento y comportamiento extraños

Las personas con trastorno de personalidad esquizotípica tienen una forma extraña de pensar, percibir y comunicarse. A continuación, se proponen algunos ejemplos:

  • Ideas de referencia: las personas con estas ideas piensan que los sucesos normales tienen un significado especial solo para ellas.

  • Pensamiento mágico: los afectados creen que poseen un control mágico sobre los demás. Por ejemplo, pueden pensar que provocan que otras personas hagan cosas normales (como alimentar al perro) o que pueden realizar rituales mágicos para evitar daños (como lavarse las manos 3 veces para prevenir enfermedades).

  • Paranoia: la persona afectada es suspicaz y desconfiada y piensa, de forma errónea, que los demás le tienen manía o tienen la intención de hacerle daño.

  • Poderes paranormales: la persona piensa que tiene poderes paranormales, lo que le permite detectar los acontecimientos antes de que sucedan o leer las mentes de otras personas.

El discurso puede ser extraño. Puede ser excesivamente abstracto o concreto, contener frases raras o usar frases o palabras de maneras extrañas. A menudo se visten de manera extraña o descuidada (por ejemplo, con ropa sucia o mal ajustada) y tienen peculiaridades extrañas.

Percepción de la realidad

En las personas con trastorno esquizotípico, las percepciones (lo que ven, oyen o sienten) pueden estar distorsionadas. Por ejemplo, pueden escuchar una voz que susurra su nombre.

Diagnóstico

  • Evaluación de un médico, en base a criterios específicos

Los médicos generalmente diagnostican los trastornos de la personalidad según los criterios del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition (DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación estadounidense de psiquiatría).

Para que los médicos diagnostiquen el trastorno de personalidad esquizotípica, las personas afectadas deben sentirse extremadamente incómodas con el hecho de tener relaciones cercanas y, de hecho, tener muy pocas, además de tener un pensamiento y un comportamiento extraños. También deben presentan al menos cinco de las características siguientes:

  • Ideas de referencia

  • Creencias extrañas o pensamiento mágico

  • Percepciones distorsionadas

  • Pensamiento y discurso extraños

  • Recelos o pensamientos paranoides

  • Expresión de las emociones inapropiada o limitada

  • Comportamiento y/o apariencia extraña, excéntrica o peculiar

  • Falta de amigos cercanos o confidentes, excepto parientes de primer grado

  • Ansiedad social excesiva que no disminuye con la familiaridad y se relaciona principalmente con miedos paranoicos

Además, los síntomas deben haber comenzado antes de la edad adulta.

Los médicos deben distinguir el trastorno de personalidad esquizotípica de la esquizofrenia, que causa síntomas similares pero más graves.

Tratamiento

  • Fármacos antipsicóticos y antidepresivos

  • Terapia cognitivo-conductual

El tratamiento general del trastorno de personalidad esquizotípica es el mismo que el de todos los trastornos de la personalidad.

El principal tratamiento para el trastorno de personalidad esquizotípica es el tratamiento farmacológico. Los medicamentos antipsicóticos (utilizados para tratar la esquizofrenia) reducen la ansiedad y otros síntomas. Los nuevos antidepresivos (de segunda generación) también pueden contribuir a reducir la ansiedad en personas con trastorno esquizotípico de la personalidad.

La terapia cognitivo-conductual, que se centra en adquirir habilidades sociales y controlar la ansiedad, puede ser beneficiosa. Dicha terapia también puede hacer que las personas sean más conscientes de cómo se puede percibir su propia conducta.

Los médicos intentan establecer una relación emocional, alentadora y de apoyo con las personas que sufren este trastorno de la personalidad y así ayudarles a aprender a relacionarse con los demás de formas más apropiadas.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a los trastornos desmielinizantes
Video
Introducción a los trastornos desmielinizantes
Introducción al grupo B de los trastornos de la personalidad
Video
Introducción al grupo B de los trastornos de la personalidad

REDES SOCIALES

ARRIBA