Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Alimentos procesados, alimentos orgánicos y alimentos modificados con métodos de bioingeniería o métodos genéticos

Por

Shilpa N Bhupathiraju

, PhD, Harvard Medical School and Brigham and Women's Hospital;


Frank Hu

, MD, MPH, PhD, Harvard T.H. Chan School of Public Health

Revisado/Modificado feb. 2023
VER VERSIÓN PROFESIONAL

Alimentos procesados

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) define un alimento procesado como cualquier producto agrícola crudo que ha sido sometido a lavado, limpieza, molienda, corte, picado, calentamiento, pasteurización, blanqueo, cocción, enlatado, congelación, secado, deshidratación, mezclado o envasado, así como otros procedimientos que alteran el estado natural del alimento.

Según esta definición, prácticamente todos los alimentos se procesan en algún grado. Sin embargo, algunos métodos modernos de procesamiento de alimentos eliminan los nutrientes de los alimentos. Por ejemplo, la molienda elimina el salvado y el germen y, por lo tanto, la fibra Fibra Algunos alimentos contienen fibra, que es un hidrato de carbono complejo resistente. La fibra puede ser Parcialmente soluble: se disuelve en agua y el cuerpo puede digerirla en parte. Insoluble... obtenga más información , el hierro y muchas vitaminas B procedentes de los cereales. El procesamiento también suele añadir aditivos como conservantes (por ejemplo, benzoatos, sorbatos, nitritos, sulfitos y ácido cítrico); colorantes artificiales, saborizantes y edulcorantes; estabilizadores; emulsionantes; y vitaminas y minerales sintéticos y otros aditivos, como sal, glutamato monosódico (MSG, por sus siglas en inglés), azúcar, grasas y aceites refinados. Algunos aditivos alimentarios pueden afectar de forma negativa a los niños en particular.

Los alimentos ultraprocesados (por ejemplo, los dulces, los tentempiés salados, las bebidas azucaradas, las comidas listas para el consumo y la comida rápida) son cada vez más frecuentes y constituyen casi la mitad del suministro de alimentos en muchos países. Están compuestos por ingredientes baratos (como grasas poco saludables, granos refinados, almidones, azúcar y sal añadidos) que a menudo se combinan con aditivos alimentarios (como colorantes artificiales, saborizantes y conservantes) para que resulten baratos y excepcionalmente sabrosos, además de prolongar su duración. La mayoría contienen pocos alimentos integrales o ninguno. Estos alimentos favorecen la ingesta excesiva y el aumento de peso, proporcionando una relativa escasez de nutrientes valiosos, lo que aumenta el riesgo de resistencia a la insulina y posiblemente otros trastornos (por ejemplo, arteriopatía coronaria, depresión Depresión La depresión es un sentimiento de tristeza y/o una disminución del interés o del placer en las actividades que se convierte en un trastorno cuando es lo suficientemente intensa como para interferir... obtenga más información , síndrome del intestino irritable Síndrome del intestino irritable El síndrome del intestino irritable es un trastorno del tubo digestivo que produce dolor abdominal recurrente y estreñimiento o diarrea. Los síntomas varían pero a menudo incluyen dolor en la... obtenga más información , cáncer e incluso muerte prematura).

Alimentos orgánicos

Para que los alimentos orgánicos sean etiquetados como alimentos orgánicos certificados por el USDA, deben cultivarse y procesarse de acuerdo con las directrices federales que abordan muchos factores, como la calidad del suelo, las prácticas de cría de animales, el control de plagas y malezas y el uso de aditivos. Por ejemplo, para que la carne se etiquete como orgánica, los animales deben criarse en condiciones que se adapten a sus comportamientos naturales (como la capacidad de pastar en una pradera), deben ser alimentados con alimento 100% orgánico y forraje y no deben recibir antibióticos u hormonas. Para que un producto esté etiquetado con el sello orgánico del USDA, debe contener un 95% de ingredientes orgánicos.

Aunque la certeza y el alcance de los beneficios para la salud atribuidos a los alimentos orgánicos son desconocidos, la ausencia de antibióticos ayuda a prevenir la resistencia a los mismos. Los pesticidas sintéticos también pueden aumentar el riesgo de autismo Trastornos del espectro autista Los trastornos del espectro autista son trastornos en los que las personas afectadas presentan dificultades para desarrollar relaciones sociales normales, utilizan el lenguaje de forma anómala... obtenga más información , trastorno de déficit de atención/hiperactividad Trastorno de déficit de atención/hiperactividad (TDAH) El trastorno de déficit de atención/hiperactividad se caracteriza por lapsos de breve o escasa atención y/o actividad excesiva y una impulsividad inadecuada para la edad del niño que afecta... obtenga más información (TDAH) y el deterioro de las habilidades cognitivas de los niños. Una de las estrategias que pueden contribuir a contener el aumento de los costes de los alimentos orgánicos es considerar las listas anuales de niveles de pesticidas del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) que enumeran los dirty dozen (la "docena sucia" de productos contaminados con más pesticidas que otros cultivos) y los clean fifteen (la "quincena limpia", los productos que contienen la menor cantidad de residuos de pesticidas).

Alimentos bioingenierios o genéticamente modificados

Los alimentos modificados con métodos de bioingeniería o con métodos genéticos son alimentos que contienen organismos modificados genéticamente (OMG).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los alimentos modificados con métodos de bioingeniería o con métodos genéticos contienen ADN que se ha modificado mediante técnicas de laboratorio y que no puede crearse a través de la cría convencional o encontrarse en la naturaleza. Los alimentos modificados genéticamente han existido en el suministro de alimentos de Estados Unidos desde principios de la década de 1990 y su inocuidad en humanos y animales está supervisada en Estados Unidos por la Agencia Federal para Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

A partir de enero de 2022, los alimentos requieren un etiquetado que indique si se trata de un alimento modificado con métodos de bioingeniería. Estos alimentos son a menudo ingredientes comunes de otros alimentos y pueden ser difíciles de identificar.

Aunque el consumo de alimentos modificados con métodos de bioingeniería no supone ningún riesgo para la salud humana, los grupos de defensa de la inocuidad de los alimentos han planteado su preocupación por la aparición de alergias (si el ADN transferido se tomó de un alimento alergénico) y por la resistencia a los antibióticos como resultado del consumo de cultivos resistentes a los herbicidas que en teoría podrían transferir genes modificados resistentes a los antibióticos al tubo digestivo humano. La OMS ha indicado que el riesgo de dicha resistencia a los antibióticos es muy pequeño, pero no insignificante.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: VER VERSIÓN PROFESIONAL
VER VERSIÓN PROFESIONAL
quiz link

Test your knowledge

Take a Quiz! 
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA