Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Listeriosis neonatal

Por

Brenda L. Tesini

, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Última modificación del contenido jul. 2018
Información: para pacientes

La listeriosis neonatal se adquiere por vía transplacentaria o durante el parto o después de éste. Los síntomas son los de una sepsis. El diagnóstico se realiza por cultivo de la madre y el recién nacido. El tratamiento consiste en antibióticos; inicialmente, ampicilina más un aminoglucósido.

La infección dentro del útero por Listeria monocytogenes puede provocar diseminación fetal con formación de granulomas (p. ej., en piel, hígado, glándulas suprarrenales, tejido linfático, pulmones y encéfalo). Si hay un exantema, se lo denomina granulomatosis infatiséptica. La aspiración o deglución de líquido amniótico o secreciones vaginales puede provocar infección pulmonar dentro del útero o perinatal, que se manifiesta en los primeros días de vida por dificultad respiratoria, shock y evolución fulminante.

Las mujeres embarazadas típicamente adquieren la infección por Listeria a través de la ingestión de alimentos contaminados. Muchos alimentos pueden albergar y transmitir L. monocytogenes, pero en general, la infección se produce por la ingesta de productos lácteos, vegetales crudos, carnes o particularmente alimentos refrigerados que no requieren cocción antes de ser ingeridos. La contaminación se ve favorecida por la capacidad de L. monocytogenes de sobrevivir y crecer a las temperaturas de refrigerador.

Signos y síntomas

Las infecciones en embarazadas pueden ser asintomáticas o caracterizarse por una bacteriemia primaria cuya manifestación inicial es una enfermedad seudogripal inespecífica.

En el feto y el recién nacido, la presentación clínica depende del momento y la vía de infección. Es frecuente el aborto, el parto prematuro con amnionitis (con líquido amniótico típico marrón y turbio), muerte fetal o sepsis neonatal. La infección puede manifestarse en el término de horas o días del nacimiento (inicio temprano) o retrasarse hasta varias semanas (inicio tardío).

Los recién nacidos con enfermedad de inicio temprano suelen ser de bajo peso, tienen complicaciones obstétricas asociadas y muestran signos de sepsis poco después del nacimiento, con insuficiencia circulatoria o respiratoria o ambas. Los recién nacidos con la forma de inicio tardía son recién nacidos generalmente de término, previamente sanos, que presentan meningitis o sepsis.

Diagnóstico

  • Cultivo de muestras de sangre, cuello uterino y líquido amniótico (si se encuentra disponible) en una embarazada febril

  • Cultivo de sangre, líquido cefalorraquídeo, aspirado gástrico, meconio y tejidos infectados del recién nacido enfermo

Deben obtenerse muestras de sangre y cuello uterino de cualquier embarazada con una enfermedad febril sin causa reconocida y cultivarlas para L. monocytogenes. Un recién nacido enfermo cuya madre tiene listeriosis debe ser evaluado para descartar sepsis, con cultivos de cordón umbilical o sangre periférica; líquido cefalorraquídeo, aspirado gástrico, meconio, cualquier tejido potencialmente infectado, loquios y exudados de cuello uterino y vagina maternos, zonas macroscópicamente patológicas de la placenta y el líquido amniótico (si se encuentra disponible).

El examen de líquido cefalorraquídeo puede mostrar un predominio de células mononucleares, pero habitualmente predominan las células polimorfonucleares. Los extendidos teñidos con Gram suelen ser negativos, pero pueden mostrar formas cocobacilares pleomorfas, con tinción de Gram variable, que no deben ser desestimadas como contaminantes difteroides.

La confirmación de laboratorio del microorganismo implica investigación bioquímica y observación de la motilidad usando una prueba en portaobjetos o demostrando motilidad en medios semisólidos. Para efectuar la prueba en portaobjetos, se mezclan colonias del microorganismo que han crecido en medios sólidos con solución salina y se examinan con un microscopio. L. monocytogenes muestra un movimiento característico "en volteretas" sobre los extremos debido a la presencia de flagelos en ambos extremos. Las pruebas serológicas no son útiles. La detección molecular a través de PCR está disponible en ciertos laboratorios.

Pronóstico

La mortalidad, que varía del 10 al 50%, es más alta en recién nacidos con enfermedad de inicio temprano.

Tratamiento

  • Ampicilina más un aminoglucósido

El tratamiento del recién nacido consiste en ampicilina más un aminoglucósido (ver Dosificaciones recomendadas de algunos antibióticos parenterales para recién nacidos y véase la Tabla Dosis recomendadas de aminoglucósidos selectos para los recién nacidos). Por lo general, es satisfactorio un curso de 14 días (21 días para meningitis), pero se desconoce la duración óptima. Otros fármacos posibles son ampicilina o penicilina con rifampicina o trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX), trimetoprima/sulfametoxazol sola y meropenem, pero no han sido bien evaluados.

Los recién nacidos sépticos requieren otras medidas. En la infección grave, pueden considerarse precauciones respecto de drenajes/secreciones.

Prevención

Las embarazadas deben evitar productos alimenticios que pueden estar contaminados por L. monocytogenes (p. ej., productos lácteos no pasteurizados, quesos blandos, verduras crudas, fiambres y ensaladas preparados, pastas de carne o mariscos ahumados refrigerados). La manipulación adecuada de alimentos, en particular, la separación de las carnes crudas de otros elementos durante la preparación y el lavado de las manos, los utensilios y las tablas de cortar después de manipular alimentos crudos, es crítica.

Si se reconoce la infección durante el embarazo, puede administrarse tratamiento antes del parto o intraparto para prevenir la transmisión vertical, pero no se ha comprobado la utilidad de este tipo de tratamiento.

Conceptos clave

  • La infección puede adquirirse en el útero o durante el parto y las manifestaciones clínicas pueden aparecer en el término de horas o días del nacimiento (inicio temprano) o retrasarse hasta varias semanas (inicio tardío).

  • La listeriosis de aparición temprana se manifiesta poco después del nacimiento como sepsis con insuficiencia circulatoria, insuficiencia respiratoria, o ambas.

  • En la listeriosis de inicio tardío, los recién nacidos de término, previamente sanos se presentan con meningitis o sepsis.

  • Realizar cultivos para L. monocytogenes en las mujeres embarazadas con enfermedad febril de origen desconocido.

  • Tratar con ampicilina más un aminoglucósido.

  • Las embarazadas deben evitar los productos alimenticios que puedan estar contaminados con L. monocytogenes.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo hacer la reanimación neonatal
Video
Cómo hacer la reanimación neonatal
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística: defecto del transporte de cloruro
Modelo 3D
Fibrosis quística: defecto del transporte de cloruro

REDES SOCIALES

ARRIBA