Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Urgencias hipertensivas en niños

(Hipertensión grave aguda)

Por

Bruce A. Kaiser

, MD, Nemours/Alfred I. DuPont Hospital for Children

Última revisión completa dic 2021
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Una emergencia hipertensiva es una forma particularmente grave y repentina de hipertensión arterial que puede dañar uno o más órganos vitales.

  • Las emergencias hipertensivas se producen cuando la presión arterial aumenta rápidamente.

  • En los niños, los primeros síntomas de una emergencia hipertensiva suelen ser dolor de cabeza, apatía, confusión y convulsiones y, en los lactantes, irritabilidad.

  • Los médicos diagnostican la emergencia hipertensiva midiendo la presión arterial y realizando pruebas para detectar daño orgánico, como electrocardiografía, ecocardiografía y análisis de sangre y orina.

  • El tratamiento de las emergencias hipertensivas consiste en ingresar a los niños en una unidad de cuidados intensivos y administrar medicamentos por vía intravenosa para reducir la presión arterial tan pronto como sea posible.

Cuando se toma la presión arterial, se registran dos valores el valor más alto refleja la mayor presión en las arterias, que se alcanza cuando el corazón se contrae (durante la sístole). El valor más bajo refleja la menor presión en las arterias, que se alcanza justo antes de que el corazón comience a contraerse de nuevo (durante la diástole). La tensión arterial se expresa como presión sistólica/presión diastólica, por ejemplo 120/80 mm Hg (milímetros de mercurio), denominado 120 sobre 80.

Una emergencia hipertensiva grave es una forma de hipertensión especialmente peligrosa. La presión arterial diastólica (el número inferior) suele ser superior a 100 mm Hg y existe evidencia de daño progresivo en uno o más órganos vitales (por lo general, el cerebro, el corazón, los ojos y los riñones). Los niños pueden presentar diversos síntomas.

Las emergencias hipertensivas son relativamente poco frecuentes en los niños. Pueden darse en niños que han recibido o no un diagnóstico de hipertensión arterial.

Las emergencias hipertensivas suelen ocurrir cuando la presión arterial aumenta rápidamente. La causa del rápido aumento varía según la edad. Las causas más frecuentes son las siguientes

Si una emergencia hipertensiva no se trata con prontitud, por lo general causa daño progresivo en uno o más órganos vitales, en particular los siguientes:

Si no se trata, una urgencia hipertensiva grave puede ser mortal.

Una emergencia hipertensiva es una hipertensión arterial grave que aún no ha causado suficiente daño orgánico como para producir síntomas.

Síntomas de las urgencias hipertensivas en niños

La presión arterial es muy elevada, por lo general hipertensión arterial en fase 2 (grave) o superior (140/90 o más).

En los niños, los primeros síntomas de una emergencia hipertensiva suelen ser dolor de cabeza, apatía (letargo), confusión, convulsiones y, en los bebés, irritabilidad. Los niños pueden entrar en coma.

Los niños pueden presentar una frecuencia cardíaca rápida, dolor torácico, dificultad respiratoria y/o tobillos hinchados. La visión puede verse alterada.

Diagnóstico de las emergencias hipertensivas en niños

  • Medición de la presión arterial

  • Pruebas para evaluar el daño orgánico

Cuando se sospecha una emergencia hipertensiva, los médicos utilizan un oscilómetro para medir la presión arterial Diagnóstico La hipertensión arterial se define como una elevación continuada de la presión en las arterias. Por lo general, la hipertensión en niños, como en los adultos, no tiene una causa identificable... obtenga más información en lugar de usar un estetoscopio. El oscilómetro registra la presión arterial de forma automática y rápida, lo que facilita la medición (cada 2 o 3 minutos). La presión arterial se mide de nuevo usando un esfigmomanómetro Medición de la presión arterial Medición de la presión arterial y un estetoscopio para confirmar la medición. Cuando es posible, los médicos hacen un control de la presión intraarterial, que consiste en colocar un pequeño tubo de plástico dentro de una arteria y conectarlo a un monitor de presión. Estos monitores de presión arterial miden la presión arterial de forma continua y también son más precisos que otros dispositivos.

También se realizan pruebas para determinar si los órganos vitales están dañados y, en caso afirmativo, cuál es la extensión del daño. Estas pruebas son

  • Electrocardiografía (ECG), radiografía de tórax y, si es posible, una ecocardiografía para detectar trastornos cardíacos

  • Análisis de orina para detectar anomalías renales

  • Análisis de sangre para detectar daño renal o anomalías hormonales

  • Hemograma completo para comprobar si hay un número anormal de células sanguíneas, en particular de plaquetas (que ayudan a la coagulación de la sangre)

  • Tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética nuclear (RMN) de la cabeza para detectar una masa o una hemorragia en el cerebro y descartar otras posibles causas de síntomas relacionados con el cerebro

  • Pruebas de drogas y embarazo en adolescentes

Tratamiento de las urgencias hipertensivas en niños

  • Para emergencias hipertensivas, ingreso en una unidad de cuidados intensivos y fármacos intravenosos para reducir la presión arterial

  • Para las urgencias hipertensivas, ingreso en un servicio de urgencias o en un hospital y administración de fármacos orales para reducir la presión arterial (en ocasiones son necesarios fármacos intravenosos)

Los niños con emergencia hipertensiva son ingresados rápidamente en una unidad de cuidados intensivos (UCI) Tipos de unidades Las personas que requieren una atención médica específica pueden estar ingresados en unidades de cuidados especiales. La unidad de cuidados intensivos (UCI) proporciona atención en aquellos... obtenga más información o, si no se dispone de una UCI, en un servicio de urgencias para que puedan recibir tratamiento con prontitud y ser evaluados y controlados estrechamente. Allí, los fármacos para reducir la presión arterial (fármacos antihipertensivos) se pueden administrar por vía intravenosa tan pronto como sea posible.

El objetivo del tratamiento de las emergencias hipertensivas es reducir la presión arterial lo suficiente como para eliminar el riesgo de síntomas potencialmente mortales y detener el daño adicional a los órganos vitales.

Los fármacos intravenosos preferidos para las urgencias hipertensivas son labetalol y nicardipina.

Si los medicamentos de elección no se pueden usar o no funcionan, el nitroprusiato de sodio, la hidralazina y el esmolol son otros medicamentos intravenosos que pueden indicarse.

Una vez ha disminuido la presión arterial, los médicos pueden administrar al niño fármacos por boca (vía oral).

Los niños con urgencia hipertensiva (hipertensión grave pero sin síntomas y sin problemas orgánicos) también son ingresados en un hospital o en un departamento de emergencias y se evalúan de inmediato, aunque no es necesario reducir la presión arterial tan rápidamente como en una emergencia hipertensiva. Estos niños suelen recibir fármacos por vía oral. En ocasiones se necesitan fármacos por vía intravenosa.

En las urgencias hipertensivas se administra clonidina, hidralazina, isradipina o minoxidil por vía oral.

Si es posible, los niños con cualquiera de estos trastornos deben ser tratados por un médico o un especialista con experiencia en el control de la hipertensión arterial infantil grave.

Tabla
Tabla

Fármacos mencionados en este artículo

Nombre genérico Seleccionar nombres de marcas
TRANDATE
No US brand name
BREVIBLOC
CATAPRES
No US brand name
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
quiz link

Test your knowledge

Take a Quiz! 
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA