Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Neuropatía óptica isquémica

Por

James Garrity

, MD, Mayo Clinic College of Medicine

Última revisión completa may 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La neuropatía óptica isquémica es una lesión del nervio óptico debida a una obstrucción en su irrigación sanguínea.

  • La obstrucción puede tener lugar con inflamación de las arterias (denominada arterítica, por lo general como parte de un trastorno llamado arteritis de células gigantes) o sin inflamación de las arterias (denominada no arterítica).

  • El único síntoma constante es la pérdida de visión indolora, que puede ser repentina.

  • Los médicos establecen el diagnóstico a partir de los síntomas y la exploración del ojo de la persona afectada con un oftalmoscopio.

  • Para diagnosticar una arteritis de células gigantes se hacen análisis de sangre y a veces una biopsia de la arteria temporal.

  • El tratamiento para la variedad no arterítica no es eficaz.

  • El tratamiento para el tipo arterítico no restaura la visión, pero puede ayudar a proteger el ojo no afectado.

Causas

La obstrucción del aporte sanguíneo que irriga la parte del nervio óptico situada en el interior del ojo puede causar la disfunción de las células nerviosas oculares y pérdida de visión. La obstrucción puede ser de dos tipos: no arterítica y arterítica.

La neuropatía óptica isquémica no arterítica es la más frecuente, y suele ocurrir en personas mayores de 50 años. La pérdida de visión no suele ser tan grave como en la neuropatía óptica isquémica arterítica. Los factores de riesgo incluyen la hipertensión arterial, fumar, la diabetes y la ateroesclerosis. Otros factores de riesgo pueden ser la apnea obstructiva del sueño, el uso de ciertos medicamentos (por ejemplo, la amiodarona y posiblemente inhibidores de la fosfodiesterasa, como el sildenafilo, utilizados para tratar la disfunción eréctil), la tendencia a desarrollar coágulos de sangre y la hipotensión arterial nocturna.

La neuropatía óptica isquémica arterítica generalmente se produce a partir de los 70 años de edad. La irrigación sanguínea hacia el nervio óptico se bloquea por una inflamación de las arterias (arteritis), en particular por la arteritis de células gigantes.

Síntomas

La pérdida de visión puede ser rápida (en minutos, horas o a veces días), pero es indolora. Dependiendo de la causa, la visión puede resultar dañada en un ojo o en ambos. La vista en los ojos afectados puede variar desde prácticamente normal hasta la ceguera absoluta.

Las personas con arteritis de células gigantes suelen ser de edad avanzada, y su pérdida de visión tiende a ser más grave. Pueden sufrir dolor al masticar, cefaleas, dolores y molestias musculares, y dolor al peinarse.

Diagnóstico

  • Evaluación médica, incluyendo examen del campo visual

  • Para la arteritis de células gigantes, análisis de sangre y una biopsia

  • A veces, pruebas de diagnóstico por la imagen u otras pruebas

El diagnóstico comporta el examen de la parte posterior del ojo con un emisor de luz equipado con lentes de aumento (oftalmoscopio) y un examen del campo visual para medir la pérdida de visión central o periférica. Establecer la causa implica determinar si la persona presenta alguno de los trastornos que son factores de riesgo conocidos.

Si se sospecha que la causa es una arteritis de células gigantes, se realizan análisis de sangre y se extrae y examina al microscopio una muestra del tejido de la arteria temporal (biopsia) para confirmar el diagnóstico. Los análisis de sangre determinan la velocidad de sedimentación globular (VSG), el nivel de proteína C-reactiva y los niveles de ciertos tipos de glóbulos sanguíneos (recuento sanguíneo completo). Los resultados de estas pruebas pueden indicar inflamación, que es característica de la arteritis de células gigantes. Si la persona no presenta síntomas de arteritis de células gigantes, puede realizarse una resonancia magnética nuclear (RMN) o una tomografía computarizada (TC) del cerebro para asegurarse de que el nervio óptico no está comprimido por un tumor.

Si se sospechan otras causas, pueden ser necesarias otras pruebas. Por ejemplo, si hay síntomas de apnea obstructiva del sueño (como somnolencia diurna excesiva o ronquidos), puede realizarse una polisomnografía. Si la persona ha tenido coágulos de sangre, pueden realizarse análisis de sangre para diagnosticar trastornos de la coagulación.

Pronóstico

No existe un tratamiento eficaz para la neuropatía óptica isquémica no arterítica. Sin embargo, alrededor del 40% de las personas con neuropatía óptica isquémica no arterítica recuperan espontáneamente parte de la visión. En esta enfermedad, los episodios de repetición en el mismo ojo son extremadamente raros.

En la variedad arterítica causada por la arteritis de células gigantes, la pérdida de visión suele ser mayor que en la neuropatía óptica isquémica no arterítica. El tratamiento inmediato no restaura la visión perdida en el ojo afectado, pero protege al ojo no afectado. Un tratamiento inadecuado aumenta el riesgo de pérdida de visión en el otro ojo.

Tratamiento

  • En caso de neuropatía óptica isquémica no arterítica, control de los factores de riesgo de ateroesclerosis.

  • Para la neuropatía óptica isquémica arterítica causada por arteritis de células gigantes, corticoesteroides y tocilizumab

En las personas con neuropatía óptica isquémica no arterítica, el tratamiento para la restauración de la visión es ineficaz. El tratamiento consiste en reducir los factores de riesgo para ateroesclerosis, incluyendo el control de la presión arterial y la diabetes. Otras causas, como los trastornos de la coagulación sanguínea y la apnea obstructiva del sueño, también pueden requerir tratamiento.

A las personas con neuropatía óptica isquémica arterítica causada por una arteritis de células gigantes se les prescriben altas dosis de corticoesteroides por vía oral y/o por vía intravenosa lo antes posible para prevenir la pérdida de visión en el otro ojo. Se ha demostrado recientemente que la adición de tocilizumab (un medicamento que disminuye la inflamación) a los corticoesteroides es eficaz en los casos de arteritis de células gigantes.

Las personas con pérdida de visión pueden servirse de lupas, dispositivos con letras grandes y relojes con función de habla (ayudas para la visión).

Fármacos mencionados en este artículo

Nombre genérico Seleccionar nombres de marcas
ACTEMRA
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Miopía e hipermetropía
Video
Miopía e hipermetropía
Durante la visión normal, la luz pasa a través de la córnea, la cubierta transparente del...
Modelos 3D
Ver todo
Queratocono
Modelo 3D
Queratocono

REDES SOCIALES

ARRIBA