Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Inhalación de humo

Por

Steven E. Wolf

, MD, University of Texas - Southwestern Medical Center

Última modificación del contenido nov 2018
Información: para pacientes

Cuando se inhala humo, los productos tóxicos de la combustión, y a veces el calor, lesionan los tejidos de las vías aéreas y/o causan efectos metabólicos. El calor quema sólo las vías aéreas altas porque el gas entrante suele liberar toda su carga de calor en esta zona. Una excepción es el vapor, que a menudo tiene mucha más energía calórica que el humo y quema las vías aéreas bajas (más allá de la glotis). Muchos productos tóxicos que se producen en los incendios domésticos (p. ej., ácido clorhídrico, fosgeno, dióxido de azufre, aldehídos tóxicos o amoníaco) causan quemaduras químicas. Algunos productos tóxicos de la combustión, como el monóxido de carbono o el cianuro, producen un deterioro sistémico de la respiración celular.

Las quemaduras y la inhalación de humo suelen asociarse, pero pueden ocurrir por separado.

Las lesiones de las vías aéreas altas producen síntomas en minutos, pero a veces pueden aparecer después de horas; el edema de las vías aéreas altas puede provocar estridor. Las quemaduras orofaciales significativas pueden causar edema que agrava significativamente los problemas de las vías aéreas superiores creados por la inhalación de humo.

Junto con las lesiones de las vías aéreas altas pueden producirse lesiones de las vías aéreas bajas, que en general causan síntomas tardíos (p. ej., problemas de la oxigenación, que se manifiesta por el creciente requerimiento de oxígeno, o la disminución de la distensibilidad pulmonar a las 24 h o más tarde).

Los síntomas por inhalación de humo incluyen

  • Fenómenos irritantes locales: tos, sibilancias, estridor

  • Manifestaciones hipóxicas: confusión, letargo, coma

  • Intoxicación por monóxido de carbono: cefalea, náuseas, debilidad, confusión, coma

Diagnóstico

  • Niveles de carboxihemoglobina

  • Broncoscopia

  • Radiografía de tórax

La inhalación de humo se sospecha en pacientes con síntomas respiratorios, antecedentes de confinamiento prolongado en un incendio o un esputo carbonoso. Las quemaduras peribucales y los pelos chamuscados de la nariz también pueden dar la pista.

El diagnóstico de la lesión de las vías aéreas altas se efectúa mediante endoscopia (laringoscopia o broncoscopia), que es adecuada para ver totalmente las vías aéreas y la tráquea y muestra edema, tejido dañado, u hollín en las vías aéreas; sin embargo, la lesión a veces puede producirse después de un estudio que inicialmente fue normal. La endoscopia se realiza en cuanto sea posible, habitualmente con un fibrobroncoscopio en general después o simultáneamente con la intubación endotraqueal en pacientes con hallazgos significativos.

El diagnóstico de la lesión de las vías aéreas bajas se establece mediante la radiografía de tórax y la oximetría del pulso o los gases en sangre, las alteraciones pueden aparecer temprano o unos días más tarde. Se deben considerar la intoxicación por monóxido de carbono y intoxicación por cianuro; las concentraciones de carboxihemoglobina se miden en pacientes con inhalación significativa de humo.

La intoxicación por productos tóxicos de la combustión diferentes del monóxido de carbono pueden no sospecharse inicialmente, particularmente en pacientes con quemaduras muy graves y compromiso evidente de las vías aéreas. Se puede sospechar cianuro en pacientes que parecen más obnubilados que lo esperado para su nivel de carboxihemoglobina o que no responden con rapidez al tratamiento con oxígenos, las pruebas útiles incluyen el hallazgo de una diferencia de oxígeno arteriovenosa (debido a un contenido de oxígeno venoso más alto que lo habitual) y una acidemia con brecha aniónica alta y lactato aumentado.

Tratamiento

  • Oxígeno

  • A veces, intubación endotraqueal

Todos los pacientes con riesgo de tener una lesión por inhalación de humo reciben oxígeno al 100% con mascarilla facial hasta que se establezca el diagnóstico. El oxígeno es el tratamiento específico de la intoxicación por monóxido de carbono; el oxígeno hiperbárico sigue siendo algo controvertido, pero puede ser útil para complicaciones cardiopulmonares graves, embarazo, coma/obnubilación y niveles altos de COHb (> 25%).

Se requiere intubación endotraqueal y ventilación mecánica para los pacientes con

  • Deterioro de conciencia

  • Lesión directa de la vía aérea

  • Edema de la vía aérea causado por reposición hídrica

  • Dificultad respiratoria

Los pacientes con edema o una cantidad significativa de hollín en las vías aéreas altas requieren intubación lo más rápidamente posible, porque las vías aéreas se tornan cada vez más difícil de intubar a medida que aumente el edema. La broncoscopia en general se realiza al mismo tiempo que la intubación.

Los pacientes que tienen una lesión de vías aéreas bajas pueden requerir suplementos de oxígeno, broncodilatadores y otras medidas sintomáticas.

Los pacientes en los que se sospecha envenenamiento por cianuro deben recibir antídotos de cianuro, que se cree que se podrían utilizar en pacientes con complicaciones cardiovasculares o acidosis significativa.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
ARRIBA