Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Biopsia de riñones, vejiga y próstata

Por

Paul H. Chung

, MD, Sidney Kimmel Medical College, Thomas Jefferson University

Última modificación del contenido may 2020
Información: para pacientes

La biopsia de las vías urinarias requiere un especialista entrenado (nefrólogo, urólogo o radiólogo intervencionista).

Biopsia renal

Las indicaciones para la biopsia diagnóstica incluyen un síndrome nefrítico o nefrótico no explicado, o una lesión renal aguda. A veces la biopsia se realiza para evaluar la respuesta a un tratamiento. Las contraindicaciones relativas son la diátesis hemorrágica y la hipertensión no controlada. Puede ser necesaria una sedación preoperatoria leve con una benzodiazepina. Las complicaciones son raras, pero pueden incluir hemorragias renales que requieran transfusiones o intervenciones radiológicas o quirúrgicas.

Biopsia de la vejiga

La biopsia de la vejiga está indicada para diagnosticar ciertos trastornos (p. ej., cáncer vesical, a veces cistitis intersticial o esquistosomiasis) y, en ocasiones, para evaluar la respuesta a un tratamiento. Las contraindicaciones son la diátesis hemorrágica y la cistitis tuberculosa aguda. Son necesarios los antibióticos previos a la intervención sçolo si hay presente una infección urinaria activa. El instrumento para la biopsia se introduce en la vejiga a través de un cistoscopio; pueden usarse instrumentos rígidos o flexibles. El sitio de la biopsia se cauteriza para prevenir la hemorragia. Se deja colocada una sonda de drenaje para facilitar la curación y la salida de coágulos. Las complicaciones son el sangrado excesivo, las infecciones urinarias y la perforación de la vejiga.

Biopsia de próstata

La biopsia de la próstata suele realizarse para diagnosticar el cáncer de este órgano. Las contraindicaciones son la diátesis hemorrágica, la prostatitis aguda y las infecciones urinarias. La preparación del paciente incluye interrumpir la administración de aspirina, antiagregantes plaquetarios y anticoagulantes en la semana anterior a la biopsia; antibióticos preoperatorios (generalmente, una fluroroquinolona); y un enema para limpiar el recto. Con el paciente en posición lateral, se localiza la próstata por palpación o, de preferencia, por ecografía transrectal, durante la cual se inserta una sonda en el recto para obtener imágenes que ayuden a guiar la posición de la aguje para la biopsia. La aguja se inserta típicamente a través de la sonda de ecografía o, como alternativa, se puede insertar a través del periné. Por lo general, se toman múltiples muestras (10 a 12). Cuando esté disponible, una imagen de RM puede combinarse digitalmente (fusionarse) con la imagen ecográfica para identificar mejor las lesiones que necesitan biopsia.

Las estructuras superiores (perineo o recto) se anestesian, se introduce una aguja de biopsia cargada en la próstata y, en general, se obtienen 12 muestras de tejido. Las complicaciones incluyen las siguientes:

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA