Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Residencias

(Centro de enfermería especializada)

Por

Debra Bakerjian

, PhD, APRN, Betty Irene Moore School of Nursing, UC Davis

Última revisión completa abr 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Las residencias están destinadas personas con enfermedades crónicas que necesitan ayuda y atención sanitaria pero no requieren ingreso hospitalario. La decisión del traslado a un centro de cuidados se desencadena por un cambio en las circunstancias de la persona. Es posible que una enfermedad empeore de forma brusca o que se produzca alguna lesión. La capacidad funcional puede deteriorarse de repente o de forma lenta pero progresiva. Las circunstancias familiares también pueden cambiar y hacer difícil la administración de los cuidados en el domicilio.

El término «residencia» se utiliza en ocasiones para denominar cualquier tipo de asistencia a largo plazo. No obstante, esto hace referencia específicamente a la asistencia sanitaria con autorización legal que proporciona atención básica y cualificada. El término «cualificada» indica que algunos de los cuidados incluidos deben ser proporcionados solo por profesionales de la salud debidamente cualificados. El término «asistencial» indica que el personal de enfermería es quien proporciona la mayor parte de los cuidados en el centro. El personal de enfermería administra los medicamentos, controla los síntomas, supervisa los tratamientos, consulta los cuidados con los médicos y organiza la mayoría de las actividades del centro. El personal asistencial está formado por personal de enfermería titulado (altamente cualificado), personal de enfermería en prácticas, auxiliares de enfermería y el/la director/a de enfermería, que es quien supervisa la atención asistencial ofrecida en el centro.

Supervisión de la atención

Cada centro dispone también de un médico que ejerce la función de director médico supervisando la atención médica. En algunos centros el director médico es el único médico que proporciona la asistencia médica. Pero en la mayoría de residencias, la llevan a cabo varios médicos en colaboración con las enfermeras y otro personal médico auxiliar. A veces es el mismo médico que ha atendido a la persona antes del traslado quien continua atendiéndola en el centro. Si no, la persona elige o se le asigna un médico. Según las normas, un miembro de personal médico, del personal de enfermería o del equipo de asistentes médicos deben visitar a cada residente de un centro al menos una vez cada dos meses. Muchos residentes ven al personal sanitario con mayor frecuencia debido a que necesitan tratamiento para las enfermedades crónicas o desarrollan trastornos adicionales tales como infecciones o confusión. Además, el personal de enfermería puede llamar al médico para discutir problemas y modificaciones en el tratamiento.

Tipos de atención y servicios

Muchas residencias proporcionan otros servicios que anteriormente se consideraban exclusivos de los hospitales, como la oxigenoterapia y la administración de fluidos o fármacos por vía intravenosa (tratamientos intravenosos).

Casi todas las residencias geriátricas proporcionan servicios de rehabilitación que comprenden fisioterapia, terapias ocupacional y respiratoria y logopedia. Muchas personas ingresan en residencias geriátricas para recibir específicamente un tratamiento de rehabilitación y son dadas de alta y enviadas a su casa varias semanas después.

Los dentistas, los podólogos y los médicos especialistas tales como oftalmólogos, neurólogos o psiquiatras pueden valorar y tratar a las personas in situ. Con mayor frecuencia, no obstante, las personas que presentan un problema específico deben ser trasladadas a otro lugar para recibir tratamiento.

Algunas residencias geriátricas disponen de unidades especiales para personas con demencia; estas unidades cuentan con personal de enfermería especializado. Muchas residencias geriátricas proporcionan cuidados paliativos a enfermos terminales.

Todos las residencias de ancianos proporcionan acceso a los miembros del equipo interdisciplinario de la institución incluyendo médicos, enfermeras, trabajadores sociales y farmacéuticos. Los trabajadores sociales ayudan a los residentes a adaptarse y, en su caso, ayudan a los residentes a regresar a su domicilio o a un centro con menores exigencias de cuidados. Identifican a los residentes que se sienten solos y apartados, y facilitan la comunicación entre el personal del centro, los residentes y sus familiares. También pueden ayudar a los residentes y sus familiares a gestionar asuntos económicos. Por ejemplo, pueden mostrar a los miembros de la familia cómo solicitar cobertura médica a Medicare y Medicaid. Los asistentes sociales suelen colaborar con frecuencia en la coordinación de la atención proporcionada por los diferentes profesionales de la salud de un centro de cuidados. Estos profesionales trabajan de manera conjunta para que cada residente conserve el máximo de su capacidad funcional y tenga la mejor calidad de vida posible.

¿Sabías que...?

  • Las autoridades sanitarias evalúan periódicamente las residencias geriátricas y estas deben poner a disposición de los residentes y sus familiares estas evaluaciones.

Aunque algunos centros se asemejan más a hospitales que a residencias, muchos intentan evolucionar desde un entorno institucional, con normas y reglamentos, hacia un ambiente más hogareño que permita a los residentes tener mayor control sobre su asistencia. Algunos centros geriátricos permiten a sus residentes tener mascotas, los animan a conservar sus aficiones o a desarrollar otras nuevas y proporcionan muchas oportunidades para que los residentes y las personas de todas las edades que viven en zonas cercanas al centro tengan contacto. Proporcionar este tipo de entorno no es fácil, ya que los residentes están con frecuencia enfermos y debilitados. Muchos centros geriátricos disponen de comedores, salas de recreo, peluquerías, patios y jardines, y todos proporcionan actividades recreativas y sociales.

Los centros geriátricos están estrictamente reglamentados por el gobierno. Para supervisar y evaluar la calidad en las residencias de ancianos, los departamentos de salud estatales realizan inspecciones y entrevistan a los residentes y a los miembros del personal. En las residencias debe conservarse una copia de esta valoración a disposición de los residentes y sus familiares. Estos centros también utilizan otros programas para controlar y ayudar a mejorar la calidad de los cuidados.

Selección

Aunque las residencias están controladas y reglamentadas, varían considerablemente en calidad, prestaciones y costes. Así, las personas o los familiares interesados en un centro de cuidados deben tratar de obtener la mayor cantidad de información posible. Pueden pedir ver la evaluación y los resultados de los controles del centro realizados por las autoridades competentes.

Medicare's nursing home comparison tool (herramienta de comparación de residencias geriátricas de Medicare) también proporciona información detallada sobre cada residencia geriátrica certificada de Medicare y de Medicaid. Los Centros de servicios de Medicare y Medicaid crearon Five-Star Quality Rating System (Sistema de clasificación de calidad cinco estrellas) para ayudar a las personas que necesitan atención y a sus familias y cuidadores a comparar las residencias geriátricas con mayor facilidad. Este sistema de clasificación incluye información sobre cómo se preocupan las residencias geriátricas por las necesidades físicas y clínicas de sus residentes, incluida la observación de problemas que habitualmente aparecen o empeoran en este tipo de residentes, como los siguientes:

  • Una disminución de la capacidad para realizar las actividades diarias

  • Desnutrición

  • Pérdida de peso

  • Úlceras por presión

  • Incontinencia

  • Tratamiento del dolor

  • Estreñimiento

  • Infecciones

  • Depresión

  • Consumo de un número excesivo de fármacos

Si estas evaluaciones son válidas o no es cuestionable. Sin embargo, proporcionan información que puede ayudar a las personas a comparar mejor las residencias.

Otras preguntas importantes que debe hacer al administrador incluyen

  • Si la residencia posee la certificación para proporcionar cobertura médica a Medicare y Medicaid

  • Con qué frecuencia se revisa el cuidado de los residentes

  • El tipo de atención médica de que disponen

  • Si los residentes y los miembros de la familia se incluyen en la revisión de la atención

  • Si existe un consejo de familias y/o residentes

Para algunas preguntas, el administrador puede dirigir a las personas en cuestión a la dirección médica de la residencia o a la dirección de enfermería.

Hablar con otras personas que conocen el centro suele ser de gran ayuda. Entre estas personas están los funcionarios o los inspectores (que visitan los centros y evalúan las quejas), los médicos, los miembros del clero o los familiares de los residentes y empleados del centro. Algunos centros tienen organizaciones de residentes en las que se reúnen los familiares y amigos de los residentes para tratar los asuntos que pueden presentarse en el mismo. Estas organizaciones pueden proporcionar información adecuada a las personas interesadas. Sin embargo, la mejor forma de averiguar si la calidad de los servicios es buena y si la residencia será satisfactoria para el ser querido es hacer una visita no anunciada al centro de varias horas de duración.

Elección de una residencia

Filosofía de la Atención

  • ¿La residencia simplemente proporcionar una atención de custodia (como bañarse, alimentarse, y vestirse), o se trata de optimizar la capacidad de los residentes para cuidar de sí mismos?

Entorno

  • ¿El centro es agradable, hogareño, acogedor y tranquilo?

  • ¿Hay algún olor desagradable? ¿Está limpio y bien cuidado?

  • ¿Las zonas comunes, como el comedor, son luminosas, alegres y agradables?

  • ¿Cómo es el control del nivel de ruido en las zonas comunes para evitar que moleste a los residentes cuyas habitaciones están cerca?

  • ¿Hay pasillos seguros y accesibles para caminar?

  • ¿Hay un jardín o patio?

  • ¿Tiene dispositivos de seguridad adecuados, tales como alarmas contra incendios y aspersores? ¿Cuáles son los planes para casos de emergencia, tales como los incendios?

Residentes

  • ¿Acepta a nuevos residentes?

  • ¿Los residentes parecen razonablemente felices y activos, o están vagando sin rumbo o sentados y sin hacer nada?

  • ¿Los residentes están limpios y vestidos apropiadamente?

  • ¿Alguno de los residentes está atado?

Personal

  • ¿El personal trata a los residentes con respeto, paciencia y cordialidad?

  • ¿El personal es cualificado y tiene experiencia?

  • ¿Los residentes tratan con el mismo personal a diario?

  • ¿Existe una elevada rotación del personal?

  • ¿El personal responde a las solicitudes de ayuda en un tiempo razonable?

  • ¿Cuál es la proporción entre personal y residentes?

Habitaciones

  • ¿Hay suficiente espacio de almacenamiento o armarios?

  • ¿Las habitaciones de los residentes son luminosas y alegres?

  • ¿Existen habitaciones privadas disponibles?

  • ¿Cómo se selecciona a los compañeros de habitación?

  • ¿Cómo se guardan o se aseguran los objetos personales?

  • ¿Pueden los residentes tener su propio teléfono, televisión y acceso a internet?

  • ¿El agua está disponible y al alcance de los residentes que la necesiten?

  • ¿Pueden los residentes decorar sus habitaciones con objetos personales?

  • ¿Existen elementos de seguridad, tales como barras de sujeción y tiradores de llamada (para pedir ayuda)?

Comidas

  • ¿A qué hora se sirven las comidas?

  • ¿Las comidas se sirven calientes?

  • ¿Se sirven meriendas entre las comidas?

  • ¿Los residentes pueden llegar de sus habitaciones al comedor con facilidad?

  • ¿Las comidas pueden ser servidas en la habitación del residente si es necesario?

  • ¿Son las comidas sabrosas y nutritivas?

  • ¿Cómo se tratan las peticiones de cena o menús especiales? ¿Hay diferentes opciones disponibles en las comidas?

  • ¿El centro puede ofrecer dietas especiales cuando sea necesario? ¿Hay algún coste adicional?

  • ¿El personal está disponible para ayudar con la alimentación durante las comidas?

  • ¿Hay un dietista entre el personal?

Atención sanitaria

  • ¿Los residentes pueden conservar su propio médico en lugar de utilizar el médico del centro?

  • ¿Con qué frecuencia está disponible el médico del centro y dónde?

  • ¿El centro tiene algún acuerdo con un hospital cercano?

  • ¿Si los residentes tienen que ser hospitalizados, podrán disponer de una cama después?

  • ¿Hay otros profesionales de la salud (tales como dentistas, podólogos, fisioterapeutas, optometristas, consejeros y trabajadores sociales) disponibles?

  • ¿Se ofrecen programas terapéuticos (como fisioterapia, terapia ocupacional o del lenguaje)?

  • ¿El centro de cuidados dispone de programas especiales para personas con trastornos como la enfermedad de Alzheimer o la infección por VIH?

  • ¿Qué servicios ofrece el centro de cuidados para los residentes con una enfermedad terminal?

  • ¿Cómo son solicitados los medicamentos recetados y cómo son administrados a los residentes? ¿Cómo se controla el uso de medicamentos?

  • ¿Cuál es la normativa para la conservación por parte de los residentes de medicamentos de venta libre?

  • ¿Se motiva a los residentes y sus familiares a que participen en el desarrollo de un plan de cuidados?

Servicios

  • ¿Se ofrece ayuda con el cuidado dental diario?

  • ¿Cómo se realiza el lavado de la ropa?

  • ¿Se dispone de material de lectura?

Visitas

  • ¿Tiene el centro fácil acceso para las visitas frecuentes de familiares y amigos?

  • ¿Pueden los familiares visitar al residente en cualquier momento?

Actividades

  • ¿Qué actividades ofrece?

  • ¿Se anima a los residentes a participar? ¿Cómo son informados los residentes de las actividades?

  • ¿Hay un director de actividades?

  • ¿La participación en las actividades tiene un coste adicional?

  • ¿Hay habitaciones para otras actividades, tales como una sala de televisión o de juegos?

  • ¿Se celebran servicios religiosos en el mismo centro?

Precios

  • ¿Están cubiertos todos los servicios que los residentes necesitan en la tarifa básica?

  • ¿Qué servicios (tales como el uso del salón de belleza o lavandería) tienen un coste adicional, y cuánto cuestan?

Derechos de los residentes y privacidad

  • ¿El centro tiene organizaciones activas de residentes o familiares, o ambas cosas?

  • ¿Los residentes están autorizados a entrar y salir cuando lo deseen?

  • ¿Se utilizan sujeciones? ¿Cuándo y por qué?

  • ¿Hay una cerradura en la puerta de las habitaciones privadas? ¿El personal del centro llama a la puerta antes de entrar?

  • ¿Pueden las parejas casadas vivir juntas? ¿Tienen privacidad?

  • ¿Son respetadas las necesidades sexuales de los residentes?

  • ¿Con qué frecuencia son bañados los residentes? ¿Los residentes pueden tomar un baño o una ducha cuando lo desean? ¿La temperatura de las zonas de baño y ducha es la adecuada? ¿Hay suficiente privacidad en estas áreas?

  • ¿Se admiten animales? ¿Los visitantes pueden traer animales domésticos?

  • ¿Los residentes pueden guardar alimentos o alcohol en sus habitaciones?

  • ¿Cuál es la política del centro con respecto a los objetos de valor perdidos o extraviados?

  • ¿Quién contacta con los familiares en caso de una emergencia?

  • Si los residentes desean marcharse, ¿cuáles son las normas en materia de notificación o devoluciones?

Cuestiones económicas

En Estados Unidos, Medicaid y los fondos privados pagan la mayoría de las residencias. Medicare paga por los cuidados de rehabilitación durante un periodo corto de tiempo en residencias certificadas si se necesita atención especializada después de una estancia en el hospital que se prolongue durante 3 días o más. Las personas tienen derecho a un máximo de 100 días de cobertura de Medicare, siempre y cuando muestren una mejora continua. Medicare paga todos los gastos de 20 días, entonces requiere un copago para los 80 días restantes. Después de 100 días, el pago se hace con fondos privados o, si la persona cumple los requisitos, a través de Medicaid.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Continuidad de la atención sanitaria
Video
Continuidad de la atención sanitaria

REDES SOCIALES

ARRIBA