Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Muerte fetal

(Muerte fetal)

Por

Antonette T. Dulay

, MD, Main Line Health System

Última revisión completa ago. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La muerte fetal es la muerte de un feto después de las 20 semanas de gestación.

Las complicaciones del embarazo son problemas que aparecen solo durante este. Pueden afectar a la mujer, al feto o a ambos y presentarse en diferentes momentos del embarazo. Sin embargo, la mayor parte de las complicaciones del embarazo se pueden tratar con buenos resultados. La muerte fetal aumenta el riesgo de muerte del feto en embarazos posteriores.

Si un feto muere cuando el embarazo está avanzado, o al principio pero permanece en el útero durante semanas, puede aparecer un trastorno de la coagulación que puede causar una hemorragia grave (llamado coagulación intravascular diseminada).

Causas

La muerte fetal puede ser consecuencia de un problema en la mujer, la placenta o el feto. En algunos casos, la causa de la muerte fetal es desconocida.

El feto puede morir cuando la mujer sufre ciertas enfermedades, tales como

Algunas veces el feto muere cuando tiene un problema, como

Los problemas relacionados con la placenta también pueden causar la muerte del feto. Estos problemas pueden incluir los siguientes:

  • Desprendimiento de placenta (cuando la placenta se desprende de la pared del útero demasiado pronto)

  • Un cordón umbilical prolapsado (cuando el cordón sale por la vagina antes que el bebé)

  • Trastornos que reducen el flujo de sangre (y en consecuencia de oxígeno y nutrientes) hacia el feto

  • Hemorragia

  • Vasa previa (cuando las membranas que contienen vasos sanguíneos que conectan el cordón umbilical con la placenta atraviesan la abertura del cuello uterino o están cerca de esta)

  • Otros problemas relacionados con el cordón umbilical (como un nudo)

Diagnóstico

  • Evaluación médica

  • Pruebas para identificar la causa

Los médicos pueden sospechar que el feto está muerto si deja de moverse, aunque los movimientos fetales a menudo disminuyen a medida que el feto crece y tiene menos espacio para hacerlo. Se suelen indicar pruebas para evaluar el feto. Estas pruebas son las siguientes:

  • Una cardiotocografía en reposo: se monitoriza la frecuencia cardíaca del feto mientras permanece inmóvil y mientras se mueve. Para esta prueba, los médicos usan un dispositivo conectado al abdomen de la mujer.

  • Perfil biofísico: se emplea una ecografía para obtener imágenes del feto en tiempo real y se observa el feto. Esta prueba permite a los médicos evaluar la cantidad de líquido amniótico y controlar los períodos de respiración rítmica, movimiento y tono muscular del feto.

Para intentar identificar la causa, los médicos realizan análisis genéticos y sanguíneos (como pruebas de detección de infecciones, diabetes, trastornos de la glándula tiroidea y síndrome de los anticuerpos antifosfolipídicos). Los médicos también recomiendan examinar el feto para buscar posibles causas como infecciones y anomalías cromosómicas, y también se estudian la placenta y el útero. A menudo, la causa no puede determinarse.

Tratamiento

  • Si es necesario, medicamentos para expulsar el feto y procedimientos para eliminar cualquier tejido restante en el útero

  • Apoyo emocional y asesoramiento

Si el feto muerto no es expulsado, se puede administrar a la mujer una prostaglandina (un fármaco similar a las hormonas que estimula las contracciones del útero), como el misoprostol, para provocar la apertura (dilatación) del cuello uterino. A continuación y según en qué etapa se encuentre el embarazo, se suele administrar a la mujer oxitocina, un fármaco que estimula el parto.

Si algún tejido del feto o de la placenta permanece en el útero, se debe hacer un legrado por aspiración para retirarlo. En etapas más avanzadas del embarazo (por ejemplo, después de las 12 a 14 semanas de gestación) se puede llevar a cabo un procedimiento de dilatación y evacuación (D y E) para extraer el feto muerto. Antes de dicho procedimiento, los médicos pueden usar sustancias naturales que absorben los líquidos (tales como tallos de algas marinas) o un medicamento (como misoprostol) para ayudar a abrir el cuello del útero.

El cuidado de las mujeres que han dado a luz un bebé muerto es el mismo que se brinda por lo general después del parto (cuidado posparto).

Si aparece coagulación intravascular diseminada, la mujere recibe las transfusiones de sangre que se requieran.

Los cambios en las mujeres tras una muerte fetal son similares a los que se producen tras un aborto espontáneo. Habitualmente las mujeres sienten dolor por la pérdida y necesitan apoyo emocional y a veces terapia.

La posibilidad de que un futuro embarazo termine en muerte fetal depende de la causa.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Parche anticonceptivo
Video
Parche anticonceptivo
El aparato reproductor femenino está compuesto por el útero, las trompas de Falopio y los...
Modelos 3D
Ver todo
Componentes de la pelvis femenina
Modelo 3D
Componentes de la pelvis femenina

REDES SOCIALES

ARRIBA