Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Embolia gaseosa arterial

(Embolia gaseosa)

Por

Richard E. Moon

, MD, Duke University Medical Center

Última modificación del contenido jul. 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

La embolia gaseosa arterial es un episodio potencialmente catastrófico que se produce cuando entran burbujas de gas en las arterias o se forman dentro de ellas y ocluyen el flujo sanguíneo, lo que produce isquemia orgánica. La embolia gaseosa arterial puede provocar una lesión del sistema nervioso central con rápida pérdida de conciencia u otras manifestaciones del sistema nervioso central ; también puede afectar otros órganos. El diagnóstico es clínico y puede corroborarse con estudios por la imagen. El tratamiento se realiza con oxígeno al 100% y recompresión inmediata.

Puede producirse la entrada de émbolos gaseosos en la circulación arterial de las siguientes formas:

  • Desde alvéolos rotos después de un barotraumatismo pulmonar

  • Desde la propia circulación arterial en la enfermedad por descompresión grave

  • A través de la migración desde la circulacion venosa (embolia gaseosa venosa) a través de un cortocircuito derecha-izquierda (agujero oval permeable, comunicación interauricular) o porque superen la capacidad de filtro de los pulmones

Incluso una embolia gaseosa venosa asintomática puede causar manifestaciones graves (p. ej., accidente cerebrovascular) en presencia de cortocircuito derecha-izquierda. La embolia gaseosa venosa que no entra en la circulación arterial es menos grave.

Aunque la embolia cerebral es considerada la manifestación más grave, la embolia gaseosa arterial puede causar isquemia significativa en otros órganos (p. ej., columna vertebral, corazón, piel, riñones, bazo, aparato digestivo).

Signos y síntomas

Los síntomas se producen dentro de los primeros minutos después de subir a la superficie y pueden incluir alteración del estado mental, hemiparesia, defectos motores o sensitivos focales, convulsiones, pérdida de la conciencia, apnea y shock; puede producirse la muerte. También pueden haber signos de barotraumatismo pulmonar o de enfermedad por descompresión de tipo II.

Otros síntomas pueden deberse a la embolia gaseosa arterial en:

Perlas y errores

  • Se debe asumir que cualquier buceador inconsciente tiene una embolia gaseosa arterial y se lo debe recomprimir de inmediato.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • A veces, confirmación por imagen

El diagnóstico es básicamente clínico. Un alto nivel de sospecha es necesario si un buceador pierde la conciencia durante un ascenso o inmediatamente después de éste. Es difícil confirmar el diagnóstico, porque el aire puede reabsorberse de la arteria afectada antes de la realización del estudio. Además, las imágenes deben usarse solo si el diagnóstico no es claro, porque las imágenes pueden retrasar el tratamiento. Sin embargo, las técnicas de diagnóstico por imágenes que pueden corroborar el diagnóstico (cada una con sensibilidad limitada y en consecuencia no deben usarse para excluir ek diagnóstico) incluyen:

  • Ecocardiografía (que muestra aire en los ventrículos)

  • TC de tórax (que muestra lesiones locales pulmonares y hemorragias)

  • TC de la cabeza (que muestra gas intravascular y edema difuso), aunque el gas arterial visible no siempre está presente y su ausencia no descarta la embolia gaseosa arterial

A veces, la enfermedad por descompresión puede causar síntomas y signos similares (para una comparación de sus características, véase tabla Comparación de la embolia gaseosa y la enfermedad por descompresión ).

Tabla
icon

Comparación de la embolia gaseosa y la enfermedad por descompresión

Característica

Embolia gaseosa

Enfermedad por descompresión

Signos y síntomas

Común: inconciencia, a menudo con convulsiones (debe asumirse que cualquier buceador inconsciente tiene una embolia gaseosa y se lo debe recomprimir de inmediato )

Menos común: manifestaciones cerebrales leves, signos de barotraumatismo pulmonar (p. ej., enfisemas mediastínicos o subcutáneos, neumotórax)

Extremadamente variable—dolores osteoarticulares (la mayoría de las veces, dolor en una articulación cerca de una), manifestaciones neurológicas de casi cualquier tipo y grado y asfixia (dificultad respiratoria, seguida de colapso circulatorio, que es una emergencia extrema), de manera aislada o con otros síntomas

Comienzo

Inicio súbito durante el ascenso a la superficie o después de éste

Inicio gradual o súbito con desarrollo 1 hora después de volver a la superficie en alrededor del 50%; inicio hasta 24 horas después de las inmersiones* de > 10 m (> 33 pies) o de exposiciones hiperbáricas > 2 atm abs

Causa inmediata

Habitual: apnea u obstrucción de las vías aéreas durante el ascenso, (incluso desde poco metros de profundidad, en particular cuando el ascenso es rápido) o; el aire atrapado en los pulmones se expande durante el ascenso y causa lesión de los tejidos pulmonares

Usual: buceo o exposición hiperbárica, especialmente más allá de los límites

Ocasional: buceo o exposición hiperbárica ]a menores profundidades (12 m [40 pies] o menos); exposición a baja presión (p. ej., volar después de bucear)

Mecanismo

Habitual: hiperinsuflación de los pulmones que produce la entrada de gas libre hacia los vasos pulmonares, seguida por embolización de vasos cerebrales

Ocasional: obstrucción circulatoria pulmonar, cardíaca o sistémica por gas libre de cualquier origen

Formación de burbujas a partir de un exceso de gas disuelto en la sangre o en los tejidos cuando disminuye la presión externa

Tratamiento de urgencia

Tratamiento de emergencia esencial (p. ej., permeabilidad de las vías aéreas, hemostasia, reanimación cardiopulmonar o ventilación mecánica)

Transporte rápido a la cámara de recompresión más próxima

Posición de decúbito lateral u horizontal

Oxígeno al 100% mediante máscara ajustada

Líquidos por vía oral si el paciente está consciente; en caso contrario, IV

Tratamiento de emergencia esencial (p. ej., permeabilidad de las vías aéreas, reanimación cardiopulmonar o ventilación mecánica)

Transporte rápido a la cámara de recompresión más próxima

Posición de decúbito horizontal o lateral para pacientes inestables

Oxígeno al 100% mediante máscara ajustada

Líquidos por vía oral si el paciente está consciente; en caso contrario, IV

* Con frecuencia están involucradas inmersiones repetidas.

atm abs = atmósferas absolutas; RCP = reanimación cardiopulmonar.

Tratamiento

  • Oxígeno al 100% de inmediato

  • Terapia de recompresión

Debe realizarse la recompresión rápidamente en todo buceador con sospecha de embolia gaseosa. El transporte a una cámara de recompresión es prioritario respecto de intervenciones no esenciales. Puede estar justificado el transporte aéreo si ahorra un tiempo significativo, pero debe minimizarse la exposición a la presión reducida de las grandes alturas.

Antes del transporte, el oxígeno al 100% a flujo elevado favorece la eliminación de nitrógeno al aumentar el gradiente de presión de nitrógeno entre los pulmones y la circulación, y de esta manera acelera la reabsorción de las burbujas embolizantes. Los pacientes hemodinámicamente inestables deben permanecer en decúbito supino para facilitar el mantenimiento de una tensión arterial estable y un gasto cardíaco estables; para ayudar a prevenir la aspiración, los pacientes inconscientes con reflejos de las vías respiratorias deteriorados deben mantenerse en decúbito lateral. Se utiliza ventilación mecánica, vasopresores y reposición de volumen cuando sea necesario. Ya no se recomienda la colocación de los pacientes en la posición de decúbito lateral izquierdo (maniobra de Durant) ni en la posición de Trendelenburg.

Perlas y errores

  • Se debe colocar a los pacientes inconscientes con reflejos de la vía aérea deteriorados en la posición de decúbito lateral hasta que la vía aérea pueda protegerse con un tubo endotraqueal, después de lo cual el paciente puede colocarse en decúbito supino para facilitar la atención. Ya no se recomienda la posición de decúbito lateral izquierdo (maniobra de Durant) ni la posición de Trendelenburg.

Conceptos clave

  • Considerar seriamente la posibilidad de embolia gaseosa arterial si los pacientes tienen síntomas neurológicos en cuestión de minutos después de la superficie o las manifestaciones de isquemia en otro órgano.

  • No se debe excluir la embolia gaseosa arterial sobre la base de los resultados negativos en los estudios de diagnóstico por imágenes.

  • Iniciar alto flujo oxígeno al 100% y el transporte a una cámara de recompresión si se sospecha embolia gaseosa.

Más información

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo examinar el tobillo
Video
Cómo examinar el tobillo
Modelos 3D
Ver todo
Sistema musculoesquelético de la rodilla
Modelo 3D
Sistema musculoesquelético de la rodilla

REDES SOCIALES

ARRIBA