Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Atresia yeyunoileal

Por

William J. Cochran

, MD,

  • Associate, Department of Pediatrics, GI, and Nutrition
  • Geisinger Clinic
  • Clinical Professor, Department of Pediatrics
  • Temple University School of Medicine

Última modificación del contenido ago 2019
Información: para pacientes
Recursos de temas

La atresia yeyunoileal es la formación incompleta de una parte del intestino delgado. El diagnóstico se realiza con radiografía de abdomen. El tratamiento consiste en reparación quirúrgica.

Los recién nacidos con atresia yeyunoileal suelen presentar manifestaciones al final del día 1 o 2, con distensión abdominal creciente, ausencia de deposiciones, vómitos, y problemas alimentarios.

Etiología

Las atresias yeyunoileales se producen como resultado de una noxa isquémica durante el embarazo. La lesión isquémica puede deberse a intususcepción, perforación, vólvulo, estrangulación intestinal a través de una hernia, o tromboembolia. El tabaquismo y el consumo de cocaína en la madre se han asociado con atresia intestinal. Existe una incidencia estimada de alrededor de 1 a 3 cada 10.000 nacidos vivos. Este trastorno afecta a ambos sexos por igual. Las atresias yeyunoileales se distribuyen por igual entre el yeyuno y el íleon.

Las anomalías congénitas asociadas son menos comunes con atresia de yeyunoileal que con atresia duodenal. Las condiciones asociadas con mayor frecuencia son fibrosis quística, malrotación, y gastrosquisis, todos los cuales están presentes en aproximadamente el 10% de los casos. Las calcificaciones peritoneales sugieren la presencia de peritonitis meconial, que es un signo de perforación intestinal intrauterina y puede verse en alrededor del 10% de los casos. La presencia de peritonitis meconial debería hacer sospechar íleo meconial y fibrosis quística.

Clasificación

Hay 5 tipos principales de atresia yeyunoileal:

  • El tipo I consiste en una membrana que ocluye por completo la luz de un intestino intacto.

  • El tipo II es una solución de continuidad en el intestino, con un cordón fibroso entre los segmentos intestinales proximal y distal.

  • El tipo IIIA es una solución de continuidad mesentérica sin ninguna conexión entre los segmentos.

  • El tipo IIIB es atresia yeyunal con ausencia de la porción distal de la arteria mesentérica superior; el segmento distal del intestino delgado está enrollado como una cáscara de manzana, y el intestino es corto.

  • El tipo IV consiste en múltiples segmentos atrésicos (similar a una tira de salchichas).

Diagnóstico

  • Radiografías de abdomen

Se realizan radiografías simples de abdomen; éstas pueden revelar asas de intestino delgado dilatadas con niveles hidroaéreos y escaso aire en colon y recto. Un enema de bario revela un microcolon (debido a la falta de uso).

Como alrededor del 10% de los pacientes también tiene fibrosis quística (casi el 100% en caso de íleo meconial), deben realizarse pruebas para fibrosis quística.

Tratamiento

  • Reparación quirúrgica

El tratamiento preoperatorio de la atresia yeyunoileal consiste en colocar una sonda nasogástrica, suspender el aporte por via oral y administrar líquidos por vía IV.

El tratamiento definitivo es la reparación quirúrgica. Durante la cirugía, debe inspeccionarse todo el intestino para detectar múltiples zonas de atresia. Se reseca la porción atrésica, y en general se realiza una anastomosis primaria. Si la porción proximal del íleon está extremadamente dilatada y es difícil anastomosarla a la parte distal no funcional del intestino, a veces resulta más seguro realizar una ileostomía en cañón de escopeta y diferir la anastomosis hasta que disminuya el calibre del intestino proximal distendido.

El pronóstico de los lactantes con atresia yeyunoileal es muy bueno, con una supervivencia > 90%. El pronóstico depende de la longitud del intestino delgado restante y de la presencia de la válvula ileocecal. Los lactantes que luego presentan síndrome del intestino corto requieren nutrición parenteral total durante períodos prolongados. Se les debe suministrar alimentación enteral continua para promover la adaptación intestinal, maximizar la absorción y minimizar el uso de NPT. Asimismo, los lactantes deben recibir pequeñas cantidades de nutrición oral para mantener la succión y la deglución. El pronóstico para los niños con síndrome de intestino ultracorto ha mejorado significativamente debido a nuevas técnicas quirúrgicas que incluyen procedimientos de alargamiento del intestino (p. ej., procedimiento de enteroplastia transversal serial o STEP), la mejora de la atención médica, y la capacidad de hacer trasplante de intestino delgado (1, 2, 3).

Referencias del tratamiento

1. Thompson JS, Rochling FA, Weseman RA, Mercer DF: Current management of short bowel syndrome. Curr Probl Surg 49:52–115, 2012. doi: 10.1067/j.cpsurg.2011.10.002.

2. Infantino BJ, Mercer DF, Hobson BD, et al: Successful rehabilitation in pediatric ultrashort small bowel syndrome. J Pediatr 163:1361–1366, 2013. doi: 10.1016/j.jpeds.2013.05.062.

3. Squires RH, Duggan C, Teitelbaum DH, et al: Natural history of pediatric intestinal failure: Initial report from the Pediatric Intestinal Failure Consortium. J Pediatr 161:723–728, 2012. doi: 10.1016/j.jpeds.2012.03.062.

Conceptos clave

  • La atresia yeyunoileal generalmente se manifiesta en el primero o segundo día de vida con signos de obstrucción intestinal.

  • La fibrosis quística, la malrotación, y la gastrosquisis están presentes en aproximadamente el 10% de los casos.

  • El paciente no debe ingerir nada por vía oral, se debe colocar aspiración nasogástrica y se deben administrar líquidos por vía intravenosa antes de la reparación quirúrgica.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA