Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Linfadenitis

Por

A. Damian Dhar

, MD, JD, North Atlanta Dermatology

Última modificación del contenido sep. 2019
Información: para pacientes
Recursos de temas

La linfadenitis es una infección aguda de uno o más ganglios linfáticos. La síntomas incluyen dolor, hipersensibilidad a la palpación y adenomegalia. El diagnóstico en forma típica es clínico. El tratamiento suele ser empírico.

La linfadenitis es la manifestación de varias infecciones bacterianas, virales, fúngicas y parasitarias. La linfadenitis focal es prominente en la infección estreptocócica, infección por micobacterias tuberculosas o no tuberculosas, tularemia, peste, enfermedad por arañazo de gato, sífilis primaria, linfogranuloma venéreo, chancroide y herpes simple genital. La linfadenitis multifocal es común en

Signos y síntomas

La linfadenitis suele causar dolor, sensibilidad a la palpación y adenomegalia. El dolor y las molestias a la palpación permiten distinguirla de las linfadenopatías. En el caso de algunas infecciones, la piel cercana está inflamada, en ocasiones con signos de celulitis. Pueden formarse abscesos y la salida a través de la piel puede formar trayectos fistulosos. Es frecuente la fiebre.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • A veces, cultivo o biopsia escisional

El trastorno subyacente se evidencia con la anamnesis y el examen físico. En caso contrario, están indicados aspiración y cultivo o biopsia.

Tratamiento

  • Tratamiento de la causa

El tratamiento de la linfadenitis se dirige a la causa y suele ser empírico. Las opciones incluyen antibióticos IV, antimicóticos y antiparasitarios, según la etiología o la sospecha clínica. Muchos pacientes con linfadenitis responden al tratamiento ambulatorio con antibióticos por vía oral. Sin embargo, algunos también pueden sufrir la formación de abscesos que requieren drenaje quirúrgico; se realiza entonces un extenso procedimiento con antibióticos IV como adyuvantes. En niños suele ser necesario el uso de antibióticos intravenosos. Las compresas tibias o calientes pueden aliviar el dolor. La linfadenitis suele resolver con el tratamiento oportuno, aunque es frecuente la presencia de linfadenopatía residual, persistente y no dolorosa.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo drenar un hematoma subungueal
Video
Cómo drenar un hematoma subungueal

REDES SOCIALES

ARRIBA