Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Introducción a la anemia

Por

Evan M. Braunstein

, MD, PhD, Johns Hopkins University School of Medicine

Última revisión completa abr 2021
Recursos de temas

La anemia es una enfermedad en la que el número de glóbulos rojos (eritrocitos) es bajo.

Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que les permite transportar oxígeno desde los pulmones hacia todas las partes del organismo. Si el número de glóbulos rojos se reduce, la sangre no puede transportar un suministro adecuado de oxígeno. Una cantidad de oxígeno menor a la requerida en los tejidos causa los síntomas de la anemia.

Causas de anemia

Las causas de anemia son numerosas, pero la mayoría se puede agrupar en tres mecanismos fundamentales que la producen:

Tabla
icon
Tabla
icon

Anemia debida a hemorragia abundante

Una pérdida excesiva de sangre puede causar anemia (véase Anemia debida a hemorragia abundante). La pérdida de sangre puede ser repentina, tal como ocurre como consecuencia de una lesión o durante una cirugía. Frecuentemente, la pérdida de sangre es gradual y repetitiva (hemorragia crónica) y, de forma característica, debida a trastornos en el tracto digestivo o el urinario, o debida a menstruaciones abundantes Sangrado uterino anormal El sangrado uterino anormal es el sangrado procedente de la vagina que ocurre con frecuencia o de manera irregular o bien dura más o es más cuantioso que los periodos menstruales normales... obtenga más información Sangrado uterino anormal . La hemorragia crónica suele conducir a niveles bajos de hierro, que llevan a un empeoramiento de la anemia (véase Anemia por carencia de hierro).

Anemia debida a una producción insuficiente de glóbulos rojos

La anemia también puede resultar de una producción insuficiente de glóbulos rojos por parte del organismo (véase también Formación de las células sanguíneas Formación de las células sanguíneas (glóbulos sanguíneos) Los glóbulos rojos (eritrocitos), la mayor parte de los glóbulos blancos (leucocitos) y las plaquetas se producen en la médula ósea, que es el tejido blanco graso que se encuentra... obtenga más información ). Para la producción de glóbulos rojos, se requieren muchos nutrientes. Los más importantes son el hierro, la vitamina B12 y el ácido fólico, pero el organismo también necesita pequeñas cantidades de cobre, así como un adecuado balance hormonal, sobre todo eritropoyetina (hormona que estimula la producción de glóbulos rojos). La ausencia de estos nutrientes y hormonas hace que la producción de glóbulos rojos (eritrocitos) sea lenta e inadecuada, o que estén deformados y sean incapaces de transportar correctamente el oxígeno.

Anemia debida a una destrucción excesiva de glóbulos rojos

También puede producirse anemia como consecuencia de una destrucción desproporcionada de glóbulos rojos. Estos viven normalmente cerca de 120 días. Existen fagocitos en la médula ósea, el bazo y el hígado, que detectan y destruyen los glóbulos rojos que se acercan al final de su ciclo de vida. Si se destruyen prematuramente (hemólisis), la médula ósea intenta compensar esta pérdida produciendo nuevas células con gran rapidez. Cuando el ritmo de destrucción de los glóbulos rojos es mayor que el ritmo de producción, el resultado es una anemia hemolítica. La anemia hemolítica Anemia hemolítica autoinmunitaria La anemia hemolítica autoinmunitaria reúne un grupo de trastornos caracterizados por una alteración del sistema inmunitario consistente en la producción de anticuerpos que... obtenga más información no ocurre con tanta frecuencia como las anemias causadas por pérdida abundante de sangre y por producción insuficiente de glóbulos rojos. La anemia hemolítica puede ser el resultado de trastornos de los propios glóbulos rojos, pero más a menudo la provocan otros trastornos que los destruyen.

Síntomas de la anemia

Los síntomas varían en función de la gravedad de la anemia y de la velocidad con que se desarrolle. Algunas personas con anemia leve, en particular cuando se desarrolla lentamente, no muestran ningún síntoma; otras experimentan síntomas solo mientras efectúan algún ejercicio físico. Una anemia más grave puede causar síntomas aun cuando la persona esté en reposo. Los síntomas son más graves cuando una anemia leve o grave tiene un curso rápido, como, por ejemplo, en el caso de una hemorragia asociada a la ruptura de un vaso sanguíneo.

Una anemia leve provoca a menudo fatiga, debilidad y palidez. Por el contrario, una anemia más grave puede provocar desvanecimiento, vértigo, sed, sudoración, pulso débil y rápido y respiración acelerada. La anemia grave puede provocar calambres dolorosos en la parte inferior de las piernas, en especial durante el ejercicio, con ahogo y dolor torácico, sobre todo cuando está afectada la circulación sanguínea en las piernas, o ciertos tipos de enfermedad pulmonar o cardíaca.

Algunos síntomas también pueden proporcionar claves sobre la causa de la anemia. Por ejemplo, las heces negras alquitranosas, la sangre en la orina o en las heces o la expectoración de sangre sugieren que la causa de la anemia es una hemorragia. La orina oscura o la ictericia (una coloración amarillenta en la piel o la parte blanca de los ojos) sugieren que la destrucción de los glóbulos rojos puede ser la causa de la anemia. Una sensación de ardor o de pequeños pinchazos en las manos o en los pies puede indicar una deficiencia de vitamina B12 Carencia de vitamina B12 La carencia de vitamina B12 puede ocurrir en veganos que no toman complementos o como resultado de un trastorno de la absorción. La carencia de esta vitamina da lugar a anemia, lo que a... obtenga más información .

Anemia en ancianos

Los síntomas de la anemia son básicamente los mismos en todas las edades. Asimismo, incluso cuando la anemia es de carácter leve, tienen más predisposición que los jóvenes a presentar confusión, depresión, agitación o apatía. También pueden presentar inestabilidad o dificultad en la deambulación. Estos problemas pueden interferir con la capacidad de vivir de manera independiente. Sin embargo, algunas personas con anemia leve no tienen ningún síntoma, sobre todo cuando se desarrolla gradualmente, como suele ocurrir.

La anemia causada por la deficiencia de vitamina B12 se puede confundir con la demencia debido a que puede afectar la función mental.

Tener anemia puede acortar la esperanza de vida de las personas mayores. Por ello, la identificación de su causa y su tratamiento son particularmente importantes.

Diagnóstico de la anemia

  • Análisis de sangre

A veces, la anemia se detecta antes de la aparición de los síntomas, en un análisis de sangre.

Los niveles bajos de hemoglobina o de hematócrito (porcentaje de glóbulos rojos presentes en el volumen total de la sangre) encontrados en una muestra sanguínea, confirman la existencia de anemia. Otras pruebas, como el estudio microscópico de una muestra de sangre y, con menor frecuencia, el examen de una muestra de médula ósea, ayudan a determinar la causa de la anemia.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
ARRIBA